Accés al contingut Accés al menú de la secció
Inicio  > Qué es el OPEN DATA  > Concepto
 

Concepto

El open data es una filosofía y una práctica que requiere que ciertos datos sean de libre acceso para todo el mundo, sin limitaciones técnicas o legales. En el sector público, tener acceso a los datos de la Administración garantiza la transparencia, la eficiencia y la igualdad de oportunidades, a la vez que se crea valor. La transparencia porque se pueden consultar y tratar datos que vienen directamente de las fuentes oficiales, las eficiencia porque ciudadanos y organizaciones pueden crear servicios de forma más ajustada en colaboración con la administración; y la igualdad de oportunidades porque el acceso es el mismo para todo el mundo.

Muchos gobiernos de todo el mundo están impulsando proyectos similares al de Cataluña por estas razones. Para más información puede consultar la documentación generada por el Consorcio W3C, dirigido por el británico Tim Berners Lee, que es uno de los principales impulsores en todo el mundo del movimiento a favor de la abertura de datos públicos.

Las licencias y los términos de uso de los datos abiertos están sometidos a las leyes de reutilización de la información del sector público, y en algunos casos pueden tener licencias de propiedad intelectual aunque se tiende a abrirlas sin condiciones siempre y cuando se mantengan sin manipular y con la obligatoria citación de la fuente y de su última actualización. Sobre este aspecto, puede consultar el apartado termes d’ús i llicències términos de uso y licencias de este portal.

La Comisión Europea considera que los datos públicos tienen que ser reutilizados, tanto por la ciudadanía como por las empresas, ya que esto, además de transparencia, supone un motor al desarrollo de la sociedad de la información y el conocimiento sobre todo para el sector de los contenidos digitales. Por este motivo, han legislado a favor con la Ley 37/2007, de 16 de noviembre, sobre reutilización de la información del sector público, modificada por la Ley 18/2015, que transpone la Directiva 2013/37/UE del Parlamento Europeo y del Consejo. Puede consultar la guía del Proyecto Aporta para más información sobre la reutilización de datos.


¿Qué se puede hacer con los datos?

Imagen ilustrativa de la web www.gencat.cat/equipaments.
Ejemplo de uso: Portal de equipamientos de la Generalitat de Cataluña

Los datos abiertos permiten la consulta y la construcción de aplicaciones, en especial software y formas de visualización, que utilizan la información liberada como fuente. Las aplicaciones las pueden hacer la misma administración u otros (particulares, organizaciones y empresas) en el momento que se libera su acceso.

Los tipos de aplicaciones que se pueden construir con datos liberados son muy diversos y responden a objetivos y finalidades muy diferentes. Van desde los más personales de los ciudadanos que incorporan en su móvil, por ejemplo, los avisos por RSS de las incidencias del transporte, hasta los de asociaciones de determinados enfermos respiratorios que controlan los índices de contaminación o meramente empresariales, como es el caso de actualizaciones automáticas con la información de equipamientos oficiales que pueden alimentar los navegadores GPS para vehículos.

Otros ejemplos de la riqueza y la variedad de las aplicaciones que se pueden hacer a partir de los datos públicos abiertos son los mapas y gráficos interactivos que se utilizan en el llamado periodismo de bases de datos y en numerosos servicios de búsqueda, como es el caso del buscador de equipamientos de gencat que permite localizar escuelas, hospitales o centros deportivos, entre otros. También forman parte de las aplicaciones generadas con datos abiertos los titulares incorporados vía RSS a blogs, webs o aplicaciones móviles (como las propias de gencat) que muestran de esta manera contenidos facilitados automáticamente por la administración.

¿Cómo se tienen que liberar los datos?

Tal y como recomienda el W3C en su última guía de publicación, se tienen que liberar datos útiles y en formatos reutilizables. Cualquier formato es bienvenido pero cuanto más bien estructurados y enriquecidos estén los datos, más fácil será reutilizarlos y construir aplicaciones que los traten automáticamente. Por esto hay formatos y proyectos de datos abiertos que se consideran de menos valor que otros. Según la clasificación propuesta por Tim Berners Lee, los formatos más adecuados son el RDF, basado en XML y susceptible de pasar fácilmente al siguiente nivel llamado “datos enlazados” (linked data), que a su vez es la base técnica para alimentar la denominada web semántica, un estándar en el que cada dato contiene información asociada que lo relaciona automáticamente con otros.

El W3C también recomienda crear un catálogo con la descripción precisa de todos y cada uno de los conjuntos de datos (data sets) que libera un gobierno y, a la vez, libera también el propio catálogo en formato RDF. La Generalitat así lo ha hecho en este portal, desde donde no sólo se puede consultar sino también descargar, el catálogo con todas las iniciativas de datos abiertos dentro de la institución. Se produce, además, un salto cualitativo ya que se abren, por primera vez, un conjunto significativo de datos en los formatos que se consideran de alta calidad para su reutilización (formato RDF). Este primer conjunto de datos liberados en formatos de cuatro estrellas está compuesto por: la base de datos de los 26.000 equipamientos oficiales de Cataluña, los 1.400 trámites de la Generalitat y una parte de los archivos multimedia de la institución. Se está trabajando, además, para llegar en breve al máximo nivel de calidad en el formato de los datos (datos enlazados o linked data), considerado cinco estrellas, ya que los datos abiertos, en muchos casos, ya están suficientemente estructurados como para poder ser relacionados con otros.


Fecha de actualización: 28.02.2017